Fin de semana para dos

A las puertas de Burdeos y a pocos kilómetros de Saint-Emilion, el Libournais es un lugar accesible e ideal para pasar un fin de semana repleto de descubrimientos, ¡solo para dos!

En el corazón de los viñedos más prestigiosos, hay mil y una maneras de disfrutar y suspender el tiempo… Escoge tu fin de semana en función de tus deseos, ¡del resto nos ocupamos nosotros!

Las viñas en la ciudad

Libourne es una de las pocas ciudades que todavía poseen amplios espacios agrícolas dedicados a la viña, y sin duda la única ciudad en el mundo que cuenta con dos denominaciones tan prestigiosas como Pomerol y Saint-Emilion. El programa incluye visita de los châteaux Pomerol y Saint-Emilion, visita del Museo de Bellas Artes, cena en uno de los mejores restaurantes del Libournais y noche en el hotel.

El punto fuerte: Una visita en ecolib, triciclo con asistencia eléctrica.

Burbujear en el Libournais

Vas a vivir una experiencia increíble pernoctando en una burbuja sorprendente y particularmente romántica en Les pins perdus, en Saint Ciers d’Abzac. El programa incluye visita del château Malfard y cena en una granja-albergue.

El punto fuerte: ¡dormir mirando las estrellas!

¡Levanta vuelo en el Libournais!

Se trata de un producto original y espectacular que te muestra lo mejor del Libournais: vuelo sobre el Libournais en avión de turismo o ULM, visita con cata en Pomerol, cena romántica en restaurante de cocina regional y noche en casa de huéspedes.

El punto fuerte: ¡sobrevolar Pomerol y Saint-Emilion!

¡El Libournais en total libertad!

No hay ninguna restricción, ¡tú mismo diseñas tu fin de semana!

Nosotros nos encargamos del alojamiento, del restaurante y te sugerimos las visitas: mercado de Libourne el domingo, Museo de Bellas Artes de Libourne, molino de la represa en Porchères, tren de vapor en Guîtres...

El punto fuerte: fin de semana en total libertad.

Entre amigos

Para evadirse, descansar y disfrutar del tiempo que pasa, ¡nada mejor que un fin de semana entre amigos! Especialmente en esta región que ofrece tan buenos vinos...

Según los ánimos del grupo y las ganas de cada cual, hay infinitas posibilidades: visitas con cata, buenos restaurantes, teatro, excursiones… ¡Elige tu fórmula y haz tus maletas!

Fin de semana de prestigio

Tras sobrevolar el Libournais en un pequeño avión del aeroclub hacia Pomerol y el Château de Sales para una visita con cata, y antes de descansar en tu cómoda habitación en casa de huéspedes, te espera un viaje gastronómico en uno de los mejores restaurantes del Libournais. ¡A disfrutar!

El punto fuerte: ¡fin de semana exclusivo!

Fin de semana epicúreo

Cocina del suroeste y Libournais son una excelente combinación, sobre todo si hablamos de maridaje entre vino y comida. Pero esta vez, ¡vosotros sois los actores! Cocina, visita de un château vitícola, cena con tapas/degustación y noche en una cómoda residencia turística. ¡Un fin de semana imperdible!

El punto fuerte: el arte culinario de Anna y el ambiente del Zinc.

Los molinos del Libournais

Fin de semana patrimonial para descubrir los molinos monumentales del Libournais y las construcciones del norte de Gironda. Visita del château y el molino de Abzac, visita del molino de Porchères, almuerzo en granja-albergue y noche en casa de huéspedes con encanto.

El punto fuerte: inmersión en los valles del Libournais.

Iniciación a la cata

Hace tiempo que querías viajar con amigos para descubrir los vinos de la ribera derecha de Burdeos... ¡esta propuesta os seducirá! Acompañados por un enólogo, os iniciaréis en la cata de vinos. Solicitaréis todos los sentidos, ojos, nariz y boca, para entender la compleja alquimia de la estructura del vino. Cena en una de los más bellos restaurantes del Libournais y noche en hotel de 3 estrellas.

El punto fuerte: una iniciación lúdica y accesible.

En el corazón de las fincas vitícolas

¡Tres D.O., tres personajes, tres bellas historias contadas por los propios productores! Burdeos superior, Lalande de Pomerol y Saint-Emilion Grand cru. La jornada termina en el restaurante del hotel «La tour du vieux port», a la entrada de la Bastida de Libourne, en los muelles del Dordoña.

El punto fuerte: la recepción en las fincas con sello «Viñedos y descubrimiento» y «Viñedos y bodegas».

En familia

¡Un fin de semana para encontrarse y pasar un tiempo en familia!

Paseo por el pasado

Un fin de semana en familia, a las puertas de Burdeos, para remontarse en el tiempo hasta finales del siglo XIX y principios del XX: paseo en tren de vapor, visita del molino de Porchères y noche en casa de huéspedes.

El punto fuerte: ¡para toda la familia!