Descubrir los viñedos de Pomerol, Saint-Emilion o alguna de las seis denominaciones de vinos del Libournais, degustar los foies gras, embutidos o quesos de los productores locales mientras deambulas por los mercados, navegar por el Isle o divertirte con el Macareo en el Dordoña, visitar la ciudad-bastida de Libourne, los molinos, las cartujas girondinas o las capillas románicas del siglo XII, correr entre las viñas o hacer senderismo en los bosques de La Double...
O simplemente, descansar y disfrutar del tiempo que pasa... Tu estancia en la región del Libournais se anuncia activa e ideal para responder a todas tus expectativas.
¡Felices vacaciones!