Este fenómeno sorprendente es particularmente visible durante las grandes mareas; produce una ola que remonta el río a contracorriente. Esta serie de olas, unas diez seguidas, se desplazan a una velocidad de 15 a 30 km/h y remontan el río hasta 200 km tierra adentro, removiendo violentamente las orillas a su paso.

Existen en el mundo cerca de sesenta lugares donde puede verse el macareo, pero en Francia solo se produce en el Libournais, en el Dordoña, en Vayres en el puerto de Saint-Pardon y en el Garona. Si el macareo es un espectáculo natural sorprendente, es por la mañana cuando se muestra en todo su esplendor: a la luz del sol naciente, cuando reina en el río una increíble serenidad.

Si hace algunos años solo lo disfrutaban unos pocos girondinos, ahora se ha vuelto un sitio muy concurrido, que atrae a los amantes del deslizamiento de toda la región y más allá.

Lejos de las playas, si practicas surf, piragüismo, stand paddle o moto de agua, ¡ven a pillar la ola y a pasártelo en grande!

No dejes de añadir el macareo a tu lista de spots favoritos.

http://www.mairie-vayres.fr/Le-Mascaret,84.html