Al este, es la tierra de las bastidas: la tierra de Foyen, a las puertas de Bergerac y del Périgord. Con las bastidas de Sainte-Foy-la-Grande, Pellegrue y Monségur, esta arquitectura de inspiración galorromana con su plano en damero y su plaza central es típica de finales del siglo XIII. ¡Imperdible!

Siguiendo nuestra ruta a lo largo del Dordoña, la etapa siguiente nos lleva a la tierra de Castillon-Pujols y a la célebre batalla que dio su nombre a la ciudad de Castillon.

Tierra de historia donde la acogida del viajero es tradición, la comarca de Castillon-Pujols es mecida por el omnipresente y majestuoso río Dordoña y goza de un patrimonio natural y arquitectónico excepcional. Especialidades culinarias y viñedos prestigiosos, bellos paisajes, calidad y diversidad de las actividades de ocio y, por supuesto, en julio y agosto, el espectáculo de la célebre batalla de Castillon, sabrán seducirte y satisfacer todos tus «sentidos».

Unos meandros del Dordoña más lejos, entramos en la comarca del Brannais, a las puertas del Entre-Deux-Mers (entre los ríos Dordoña y Garona). Un paraje precioso y un entorno para descubrir y recorrer por el río en kayak o en rabaska, por sus múltiples caminos de paseo y senderismo y por supuesto en bicicleta, gracias a la vía verde Lapébie.

A las puertas de la ciudad de Libourne, terminamos esta visita del gran Libournais en Fronsac y en el Fronsadais. En la orilla derecha del Dordoña, el relieve dibuja bonitas laderas que dan al sur. Naturalmente, en las laderas de las colinas y en los valles se desarrollaron las viñas. Cuatro denominaciones se reparten este conjunto geológico accidentado: Canon-Fronsac, Fronsac, Burdeos y Burdeos superior.

El relieve ondulado ofrece un gran interés para perderse por los campos de Fronsac y disfrutar de las rutas de senderismo entre vides, encinas y madroños. El pequeño patrimonio construido que jalona los caminos alterna con grandes y bellas fincas vitícolas. Las vistas sobre el Libournais y el Valle del Dordoña son espléndidas y ofrecen un panorama del mosaico de las más bellas denominaciones vitivinícolas del mundo.