A una hora de París en avión y pronto a 2 h 5 min en TGV, Burdeos conjuga el encanto de una ciudad portuaria del sur con numerosos atractivos turísticos. Burdeos se ha convertido en un destino imprescindible en Europa, que invita a descubrir su patrimonio, sus vinos y su gastronomía. Conocida como la «pequeña París» por los visitantes que caen todos rendidos a sus pies, Burdeos ha sido galardonada además como «European Best Destination 2015».

La elegancia bordelesa

La capital del suroeste francés, destino turístico de pleno derecho, fue declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco por sus conjuntos arquitectónicos destacados. Con sus 1.810 hectáreas inventariadas por la Unesco y sus 347 edificios catalogados como monumento histórico, Burdeos, Ciudad de Arte y de Historia, es el conjunto urbano más grande del mundo en recibir tal distinción.

La ciudad de buen puerto

Una elegancia que no escapó a los cruceristas, que cada vez son más en amarrar en pleno corazón de la ciudad. Burdeos, Puerto de la Luna, es un punto de partida ideal para cruceros fluviales y paseos enológicos.

Burdeos, puerta del viñedo

Conocida en todo el mundo por su vino, se encuentra en el corazón de un viñedo mítico, el mayor viñedo de vinos finos del mundo, donde los grandes nombres conviven con pequeñas fincas auténticas y familiares por descubrir. La apertura de la Cité du Vin en junio de 2016 ha coronado a Burdeos como capital mundial del vino.

Estilo de vida «made in suroeste»

Burdeos es la encarnación de un arte de vivir en el que reina la calidad de vida, simbolizada por sus muchos espacios verdes, sus edificios renovados y su centro fundamentalmente peatonal.

Burdeos Turismo